martes, 10 de julio de 2012

PEPE MANSILLA - NARRADOR CON ESTILO PROPIO



"Y el que apetezca la gloria debe despedirse a tiempo del honor y dominar el arte difícil de irse en el momento oportuno". (Friedrich Nietzsche)

Faltan pocos días para que se cumplan 25 años del viaje a la eternidad de una de las voces más reconocidas del periodismo deportivo de Guatemala. Desde aquí va nuestro aplauso y sincero homenaje.

José Antonio "Pepe" Mansilla Rosales nació en capital de Guatemala, el 16 de noviembre de 1933, fue hijo de José Aurelio Mansilla y Sofía Rosales de Mansilla, tuvo un hermano menor: Mario. Su padre trabajaba como maquinista en los ferrocarriles de la IRCA y su familia vivía cerca de la estación central, por la 20 calle de la zona 1. Vivió una niñez muy cercana al fascinante mundo de los trenes, cualquiera hubiera pensado que esa sería su ocupación. A los 16 años de edad, en busca de nuevos horizontes, viajó al norte en una época en la que hacerlo era toda una aventura, no tanto por delincuencia o violencia generalizada, sino por la distancia, las difíciles y escasas opciones de transporte.  Llegó a San Francisco, California, en donde permaneció durante dos años con unos familiares lejanos por parte de madre, trabajando en diversas ocupaciones. Fue un autodidacta y tenía gran facilidad para los idiomas extranjeros, así aprendió inglés. Gustaba mucho de leer y siempre que podía lo hacía.

Regresó por un corto tiempo a Guatemala, pero decidió emprender nuevamente viaje a México, estableciéndose en el Distrito Federal. El trabajaba en una de las tantas zapaterías de Calzado Canadá y, camino a su trabajo, pasaba por las instalaciones de la radio XEW, en donde era permitido entrar para ver y escuchar a las grandes figuras de las novelas, noticieros y programas diversos. Así lo hizo Pepe en varias ocasiones y fue de esa manera como nació en él la inquietud de dedicarse a la radiodifusión. Entonces, se inscribió en la escuela para locutores de la XEW, compartiendo sus días entre el trabajo y los estudios de locución. 

Ya con título en mano, se le presentó la oportunidad de hacer narración en una vuelta ciclística regional, en una radio de Querétaro. Estimulado por los resultados se esmeró en practicar mucho, en busca de perfeccionar su trabajo.

El destino lo trajo de nuevo a Guatemala. En un viaje por el occidente, en San Pedro Sacatepéquez, San Marcos, conoció a la profesora Blanca Lilí Quezada Velásquez de quien se enamoró y logró establecer una relación que le llevó a casarse y formar hogar con ella. Así fue como un viaje de 3 días, fue para toda la vida. Pepe decidió fundar una radio propia, allá en la "tierra de las shecas", por 1960-62. 

Pepe estaba destinado a ser uno de los grandes, y para principios de la década de 1970 ya se le habían abierto las puerta de TGW La Voz de Guatemala en donde empezó a destacar a nivel nacional. Llegó a convertirse en un reconocido narrador de fútbol y otros deportes, como el ciclismo, en una época dorada especialmente para la radio. La mayor y más fructífera parte de su vida profesional transcurrió en Fabulosa, que pronto pasó a ser la Fabucadena de Emisoras Unidas.

Ángel Mario Figueroa, operador master de Fabulosa y Emisoras Unidas durante décadas, actualmente director de Fabustereo, le decía “Costello” a Pepe Mansilla por su parecido físico con el famoso comediante estadounidense; y recuerda que una de sus frases de broma era: “tu sabes que yo no vendo voz vendo estilo”.

Formó parte del equipo periodístico del bien nombrado programa Catedráticos del Deporte, a través de radio Fabulosa (después Emisoras Unidas), junto a Manuel Pinto Castellanos, Mario Ferreti, Dr. Humberto Arias Tejada, Adolfo "Fifa" Álvarez Vega, y Francisco Rubén De León "Pachique".

A Pepe le gustaba enfrentar retos y fue así como, en 1981, se unió al equipo de Radio Cadena Mil Noventa, dirigida por Alfonso Sifontes. Ahí compartió con Domingo Núñez, Carlos Muralles, Carlos Rodríguez Franco, Mario Ernesto Pellecer, entre otros. Parte de su estilo personal era decir el tiempo de manera progresiva y regresiva. Decía: "Minuto 27 del segundo tiempo, 72 de tiempo corrido, solo 18 y nos vamos". Un aficionado se quejó en una antesala y dijo que no estaba de acuerdo con que se dijera el tiempo que faltaba para irse. Pepe le indicó que lo hacía para tener informados a los oyentes. Siendo consecuente con sus palabras, aquel domingo al rodar el balón, dijo: "Inicia el partido, a noventa minutos y nos vamos".
El Dr. Carlos Muralles Magaña comentó: “Pepe tenía una voz muy potente, pero siempre afirmaba que “el no vendía voz sino estilo”. También tenía su propio sentido del humor que hacía entretenida la transmisión. Ni é ni Meme Pinto caían en las bromas chuscas tan comunes en los locutores de hoy”.

El destacado relator colombiano Rubén Darío Arcila “Rubencho” nos comentó que cuando él vino a narrar la Vuelta a Guatemala, en 1983, quedó bien impresionado por la facilidad de palabra y la buena voz de Pepe Mansilla. 


En la foto gentilmente proporcionada por su hijo Rafael Antonio, podemos apreciar, desde el extremo izquierdo: Carlos Sawerbray Mendoza, le sigue nada más y nada menos que Francisco Rubén De León "Pachique" con micrófono en mano derecha, luego está Pepe Mansilla con corbata, camisa blanca, traje completo, y con la grabadora en la mano izquierda, a la par de Manuel Pinto Castellanos, quien entrevista a Joao Havelange, Presidente de Fifa 1974-1998, luego César Higueros Carrillo "La Mosca", el Dr. Humberto Arias Tejada, (con lentes y camisa blanca con cuello de tortuga). En el extremo derecho, de perfil, Marco Antonio "Maco" Monzón Aguirre "Sacachispas Ra ra rá". Agradecemos al periodista Julio Trejo Pineda su colaboración para identificar a varios de los personajes de esta imagen del recuerdo.

Le gustaba definirse "autodidacta nato", y eso lo llevo a incursionar en la pintura y las letras. Escribió y publicó varias novelas de género detectivesco: "Cita a media noche", Bajo el sol de Jamaica", Episodio en Costa Rica", e "Intriga en Acapulco", que se desarrollaban en los países que él visitaba durante sus coberturas deportivas. En "Guatemala 3:33" relata como los guatemaltecos se unieron para enfrentar el desastre causado por el terremoto del 4 de febrero de 1976.

Enrique Bremermann cuenta que en alguna ocasión, al escucharlo narrar la lucha libre, Pepe le dijo que mejor se les uniera en las transmisiones de fútbol: "Pero yo le dije que en el fútbol eran muchos los que transmitían, mientras que en la lucha libre había más campo porque éramos pocos. Que mejor se pasara él a narrar lucha libre, y me contestó que no era mala idea y que lo pensaría muy en serio. En varias ocasiones llegó al gimnasio y compartió con nosotros, pero no se animó a narrar"

Pepe transmitió los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 a través de los canales 11 y 13 de televisión, junto a René Antonio Funes, Marco Antonio Monzón, Adolfo Álvarez Vega y Manuel Pinto Castellanos.

El último gran torneo internacional narrado por Pepe Mansilla fue el Mundial de Fútbol México 1986, en Canal 7, haciendo equipo con Gustavo Velásquez, José Antonio Corado y Luis Carlos Del Valle. Ya para entonces padecía severas afecciones de la garganta, por lo que a veces narraba solo un tiempo.

Falleció el 21 de julio de 1987, a los 54 años de edad, a causa de un cáncer fulminante que lo llevó a la tumba en solo 9 meses después de ser diagnosticado médicamente.

Ni un cuarto de siglo ha logrado borrar los buenos recuerdos que dejó Pepe Mansilla. 

"¡Ya nos vimos, ya nos vemos, ya nos vamos!" era la frase con la cual Pepe Mansilla se despedía de sus transmisiones televisivas, según recuerda su hijo Rafael Mansilla en un reportaje publicado en AL Día, el sábado 21 de julio 2012.

5 comentarios:

  1. Gracias por compartir esta biografía del gran Pepe Mansilla. Nunca lo conocía en persona, pero era mi favorito. "El público animándose", recuerdo que era una de sus frases narrando fútbol. Lástima que se nos fue muy joven. Si tuvieran un audio de él, les agradecería mucho compartirlo.. guerra.hernan@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esta biografía del gran Pepe Mansilla. Nunca lo conocía en persona, pero era mi favorito. "El público animándose", recuerdo que era una de sus frases narrando fútbol. Lástima que se nos fue muy joven. Si tuvieran un audio de él, les agradecería mucho compartirlo.. guerra.hernan@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. EL Y SU ESPOSA tenían una tiendecita de Hobiies llamada SCORPIO HOBBY CENTER en la Colonia Vivibien Zona 05 de la Capital, y muchas veces conversamos de varios temas mientras compraba con ellos algunos modelos a escala. Aun así trabajando yo en una tienda de hobbies siempre visitaba y compraba con ellos pues la conversa con este Gran Caballero o su Distinguida Esposa siempre fueron algo muy valioso para mí. Vale la pena decir que aón andan en mi colección de cajas algunos modelos que les compré a ellos. Gratos recuerdos del tiempo ido!!!

    ResponderEliminar
  4. en el mundial mexico 86 yo era un quinceañero, y lo imitaba cuando habian chamuscan en mi barrio.
    ha que recuerdos aquellos

    ResponderEliminar
  5. estabamos en mi casa con todos mis hermanos viendo el partido entre Brasil y Francia, cuando el partido finalizo se fueron a los penales, el ultimo penal lo fallo julio cesar de brasil, y el de francia lo anoto fernandez si no me equivoco, pero no se nos olvida aquella frase que dijo Pepe mansilla que nos dolio a todos " BRASIL ELIMINADO, FRANCIA A LA SIGUIENTE FASE" claro que nos dolio ibamos por Brasil, luego le secunda Gustavo Velasquez con un comentario nostalgico, posteriormente Argentina fue campeona, y tambien tuvimos el previlegio de escuchar a Pepe Mancilla y nos emociono mas cuando dijo "ARGENTINA CAMPEON DEL MUNDO"

    ResponderEliminar